El valor que nos damos
youtube_bagnara

Lunes! A partir de hoy te estaré acompañando en Vida Sana y aquí no solo se escribirá sobre nutrición, ejercicios que es a lo que se asocia el término, habrán artículos de interés con tópicos sobre la vida misma, el día a día, la familia, los negocios, la inteligencia emocional, la salud y tantos aspectos que forman parte de nuestro diario vivir y que influyen directa o indirectamente en nuestras acciones y sentir.

En esta oportunidad contaré parte de mi historia que seguramente será igual a la millones de personas… La vida me dio la “grata” sorpresa de ser inmigrante. Explicaré que la llegada a un nuevo país trae consigo una serie de eventos que sin duda influyen en lo positivo y negativo de la vida.

Y es así como, después de estar en la llamada “zona de confort”, con algunos aspectos que deseábamos mejorar, tomamos la decisión de mudarnos de país, motivados por nuestros hijos, a fin de tener un presente mejor y la convicción de brindarles un futuro prometedor! La ilusión, los sueños y las ganas de emprender un nuevo camino eran la gasolina para lanzarnos al vacío…

Sin embargo, la angustia, incertidumbre, los miedos no están fuera de la ecuación! Son parte de la misma! Allí el gran dilema, uno de ellos! Quien eres? Cuanto vales? Que deseas? Que quieres? Como te ves? Como te percibes ante una nueva sociedad? Que estas haciendo para conseguirlo? Por donde empiezas a responder el cuestionamiento que sin darte cuenta va llegando a la mente y te confronta en muchos casos con una realidad que hasta hace muy poco desconocías…

En un nuevo país todas esas interrogantes están presentes, para sorpresa de todos, es un fenómeno común y podía palpar como en silencio otros lo vivían, es lógico no? Nadie te conoce! La diferencia es que algunos expresan con mayor facilidad lo que sienten pero además, algunos pocos se atreven a buscar las respuestas adecuadas a sus miedos y temores, cuestionamientos o incógnitas… Ahora bien, esto no es exclusivo procesos migratorios también sucede cuando hay un cambio de empleo, ruptura amorosa, discordia familiar, baja autoestima, cualquier evento que nos confronte podría ser el escenario planteado para este encuentro.

Algo que debemos hacer es buscar respuestas en nosotros mismos! Vivimos en sociedades donde la salida esta en internet, redes sociales o incluso en la opinión del otro. Dejamos a un lado lo que somos y podemos ser. Olvidamos las habilidades, capacidades, el cumulo de experiencia y la actitud que podemos desarrollar ante nuevos proyectos y acontecimientos, sin comprender que lo único que nos permitirá darnos el valor necesario será la autovaloración que tengamos de nosotros mismos.

El texto de hoy es una motivación honesta y franca, cuyo objetivo es que abras los ojos y entiendas que la palabra es poder y todo lo que esta en la mente es el punto de partida a lo que deseas ser! Somos básicamente generadores de cambio, ejemplo ante la multitud que nos observa! Que nos sigue e imita!

Quiero decirte que vales el costo que te des! Vales lo que proyectas, vales lo que das sin esperar nada a cambio, vales el respeto que brindas, vales lo que sientes y expresas en coherencia y congruencia, vales lo que tus hijos, padres, pareja ven en la intimidad de tu hogar, vales lo que irradias no lo que publicas ante el lente de una cámara, una red, o la sociedad. Vales no porque hagas cosas, vales porque hagas cosas importantes! Las que cuentan y se sienten… Vales por lo que piensas!

Podemos estar del lado de la tristeza sostenida, la amargura al buscar por qué? La queja plena a “lo que sea”, paralizados y aterrados al cómo desenvolvernos en una nueva cultura… pero está en nuestras manos construir un mejor porvenir! Te pregunto, qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor? Eres más, mucho más de lo que crees ser!

Abrir chat